7 Spanish

Stephen Covey fue uno de los expertos en management y liderazgo más importantes del mundo. Elegido por la revista “Time” como uno de los 25 americanos más influyentes, Covey vendió más de 25 millones de copias de sus libros traducidos en 38 idiomas y fue distinguido con doctorados honoríficos en las más prestigiosas universidades de todo el mundo. Hace unos meses sufrió una caída mientras practicaba deporte con su bicicleta, no pudo recuperarse de las heridas y falleció el pasado lunes 16 de julio a los 79 años.

Su obra más famosa es “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva”. Para Covey, como plantea en este libro el carácter está compuesto por los hábitos que son factores poderosos que repercuten en nuestras vidas. Son pautas consistentes, a menudo inconscientes, que hacemos con constancia y cotidianamente. Según el autor, una persona sölo puede tener verdadero éxito en la vida y en el trabajo cuando aprende y desarrolla estos hábitos.Distingue 7 hábitos:

 

1.- SER PROACTIVO.

 

Nuestra vida la diseñamos nosotros. Stephen Covey reivindica la capacidad que tenemos de elección. Tenemos la posibilidad de elegir ser felices o estar tristes, tener éxito o fracasar, tomar decisiones o mantener una actitud ambigua, tener valor o miedo. Cada situación que vivimos implica una elección lo que nos concede una oportunidad perfecta para pensar las cosas de forma diferente y producir nuevos resultados positivos.

 

Ser proactivo significa que somos responsables de nuestra vida, y no culpamos a los demás por aquello que no sale como deseamos. Las personas reactivas por el contrario se dejan influir por el ambiente externo y tienden a responsabilizarle de sus reacciones. consideran que no son responsables de lo que hacen o dicen ya que no tienen la posibilidad de elección.

Las personas proactivas no pierden el tiempo preocupándose por aquellas circunstancias sobre las que no tienen control, lo emplean en aquellas cosas sobre las que tienen influencia. Los reactivos por el contrario tienden a centrar sus esfuerzos en aquellas situaciones sobre las que no tienen control.

Stephen Covey recomienda que reflexionemos sobre las áreas en las que centramos nuestra dedicación como paso previo a adoptar una actitud proactiva en nuestras vidas.

 

2.- ACTUAR TENIENDO UNA FINALIDAD EN MENTE.

 

Este hábito se apoya en la imaginación, en la capacidad de visualizar en nuestra mente lo que no podemos ver en el presente. Se basa en el principio de que todas las cosas son creadas en dos etapas. Existe una primera creación mental y otra posterior física. Si no realizamos el esfuerzo consciente de visualizar quiénes somos y qué queremos hacer con nuestra vida, facilitamos que otras personas y circunstancias decidan, por defecto, por nosotros.

El autor defiende la idea de que tenemos que conectar con nuestro interior y definir cuáles son los principios personales, morales y éticos con los que nos podemos expresar con satisfacción y que dan un sentido de plenitud a nuestras vidas. Debemos comenzar el día o cualquier tarea o proyecto que iniciemos con una visión clara de cuál es la meta que deseamos alcanzar y actuar con proactividad para lograrlo.

 

3.- PONER PRIMERO LO PRIMERO.

 

Stephen Covey plantea que si queremos vivir una vida equilibrada tenemos que reconocer que tenemos que establecer prioridades y por tanto tenemos el derecho a seleccionar las cosas que vamos a hacer, teniendo en cuenta las metas que nos hemos marcado en los hábitos 1 y 2.

 

4.- PENSAR EN GANAR-GANAR.

 

Enfocar nuestra relaciones buscando la colaboración en lugar de la competición significa que vamos a procurar encontrar un beneficio mutuo y la satisfacción en todas nuestra interacciones con otras personas.

Las personas u organizaciones que enfoca los conflictos con una actitud de ganar-ganar está demostrando que posee tres características principales:

 

  1. Integridad: coherencia con las creencias, valores y compromisos.
  2.  Madurez: expresión de las ideas y sentimientos con valentía y consideración y respeto hacia las ideas y sentimientos de los demás.
  3.  Generosidad: creencia de que hay suficiente para todos y de que es mejor repartir que atesorar.
  4. Adoptar esta actitud supone ser agradable, pero también firme, tener empatía, pero también seguridad en las propias ideas, ser considerado y sensible pero tener valor.

 

5.- PROCURAR PRIMERO ENTENDER Y LUEGO SER ENTENDIDO.

 

Comunicar es la principal habilidad que tenemos que desarrollar. Dedicamos años a aprender a hablar, a escribir y a leer, pero no a escuchar de forma activa. si pretendemos que nos entiendan antes de entender a los demás estamos escuchando de forma selectiva o incompleta, ya que en realidad nos estamos preparando para responder, para hacer preguntas,…Filtramos la información que estamos recibiendo de acuerdo con nuestras experiencias y creencias y por tanto decidimos prematuramente interpretar lo que nuestro interlocutor nos está diciendo, incluso antes de que termine de exponer sus ideas.

Tenemos la tendencia a responder, si no empleamos la escucha activa, de una de estas cuatro formas:

 

  1. Evaluando: juzgamos y manifestamos nuestro acuerdo o disconformidad.
  2.  Indagando: hacemos preguntas acordes con nuestras creencias o referencias.
  3.  Aconsejando: procurando dar soluciones a los problemas desde nuestra perspectiva.
  4.  Interpretando: analizando los motivos y comportamientos de la otra parte utilizando nuestras experiencias como referencia.

 

6.- ESTABLECER SINERGIAS.

 

Es el hábito que se centra en establecer colaboración creativa, en trabajar en equipo, en adoptar una actitud abierta a nuevas ideas para encontrar nuevas soluciones a problemas antiguos. es un proceso a través del cual los miembros del equipo aportan sus conocimientos y experiencias para juntos obtener mejores resultados que los que obtendrían de forma individual. Supone la idea de que el todo es mejor que la suma de las partes. La capacidad de descubrir nuevas perspectivas se incrementa exponencialmente debido a las diferentes aportaciones de los miembros. Valorar las diferencias es una fortaleza que es el verdadero motor para lograr establecer sinergias.

 

7.- MEJORAR CONTINUAMENTE.

 

El autor destaca, por medio de este hábito, la necesidad de tener un programa de renovación personal en los siguientes aspectos de nuestra vida: física por medio de unos hábitos de vida saludables, social/emocional estableciendo relaciones con sentido con los demás, mental por medio del aprendizaje, docencia, lectura o escritura y espiritual a través del contacto con la naturaleza, la meditación,…

A medida que nos vamos renovando en cada una de esas áreas estamos creciendo y cambiando nuestra vida. Este hábito nos permite lograr un equilibrio y seguir practicando los 6 restantes y aumenta nuestra capacidad de respuesta ante los retos que se nos presentan.

One Response to “Stephen Covey Los Siete Hábitos de la Gente Altamente Efectiva!”

Leave a Reply

  • (will not be published)