Comúnmente, la palabra “Torá” evoca la imagen de un rollo escrito por Moshé Rabenu (nuestro maestro Moshé) de acuerdo con lo que D’os le dictó. Sin embargo, hay otra Torá que también tiene mucho significado para el judaísmo – la Torá Oral. Un principio fundamental del judaísmo es que D’os le entregó a Moshé una extensiva explicación oral de la Torá junto con el texto escrito. D’os le enseñó a Moshé la Torá Oral en el Monte Sinaí, la repitió en el Ohel Moed, y nuevamente en las Llanuras de Moav. Moshé pasó verbalmente la tradición al pueblo, quienes a su vez la enseñaron a la generación siguiente; y así fue pasando sucesivamente de boca en boca, de maestro a alumno, durante miles de años. Eventualmente, fue preservada en forma escrita a través de Mishná, el Talmud y los Midrashim. Por lo tanto hablamos de dos formas de la Torá: la Torá Escrita (Torá SheBiKetav) y la Torá Oral (Torá SheBeAl Pé).

En esta clase nos referiremos al contenido general de la Torá Escrita y de la Torá Oral y a la manera en la cual ambas se relacionan.