En esta clase, trataremos de responder a la escéptica pregunta de: “¿Qué evidencia hay de que la Torá Oral fue entregada por D’os en el Sinaí? ¿Tal vez es simplemente el brillante producto de los Rabinos talmúdicos? Al final de cuentas, si D’os deseaba que la Tora fuera observada de una manera específica, ¿por qué no lo dijo Él mismo en la Torá?

Una vez que hayamos investigado la necesidad y las ventajas de la Torá Oral, nos referiremos a una desventaja potencial y sumamente grave: la distorsión accidental y/o deliberada del material. Dado que la Torá Oral fue transmitida a lo largo de docenas de generaciones de una persona a otra, ¿no es posible que la versión que tenemos hoy en día sea vastamente diferente a la Torá original que le fue enseñada a Moshé en el Monte Sinaí?