La Amidá es una de las plegarias más significativas del judaísmo y el eje de las plegarias diarias. Es una expresión de los principios básicos y fundamentales del judaísmo, acompañando nuestro pedido a D’os por nuestras necesidades más básicas. La palabra “Amidá” significa “de pie”, porque ésta es la posición en la cual se la recita. A menudo se refieren a esta plegaria llamándola el Shemoná Esré, las Dieciocho Bendiciones, por las dieciocho bendiciones que originalmente contenía esta plegaria. Compuesta al comienzo del período del Segundo Templo por los Hombres de la Gran Asamblea, la Amidá nos guía cuando le rezamos a D’os, manifestando profunda gratitud y expresando nuestras más profundas aspiraciones y preocupaciones.

Hay dos clases de Morashá sobre la Amidá. En la primera clase nos referiremos al origen y a la composición de la Amidá, su estructura básica y su propósito. En la siguiente clase nos referiremos a cómo rezar la Amidá – en pensamiento y en acción.